viernes, 28 de octubre de 2016

"It's a match!"

El otro día me junté con mi amigo Octavio y empezamos a hablar sobre Tinder. El dijo “Yo lo bajé de hueveo porque me daban risa los matches con minas chanas”, a lo que yo respondí “Yo lo bajé para reírme de las biografías de la gente y las fotos”. Específicamente la pose con los brazos abiertos en lugares turísticos, cómo muchas personas se definían por lo que estudiaban, lo cual encontré súper penoso porque es como” ¿De verdad que no hacís nada más interesante que estudiar?” Y finalmente la simpleza tipo “con un caño soy feliz” y el misterio onda “si quieres saber más, pregunta” que algunos intentaban insinuar. Encuentro súper interesante la gente que se pone el signo, me encanta saberlo. Lo que más me supera son los que ponen su altura o mensajes optimistas sobre la vida, mención honrosa a “Carpe Diem”. En resumen, son tan cómicos los hombres hetero, fuente inagotable de burlas.



“Lo que me da entre risa, pena y lata es que quizás tu y yo nos reímos de la aplicación pero en volá hay gente que EN SERIO conoce gente a través de Tinder y que espera encontrar pareja a través de esa weá” concluí yo después de un rato, a lo que Octavio respondió simplemente  con un “la cagó” . Se habrán dado cuenta, no voy a escribir historias cerdas de Tinder porque francamente me ponen paranoica sino que quiero divagar con respecto a cómo las redes sociales se relacionan con nuestra soledad.

Tinder y la soledad se conectan porque la gente se mete a esa cosa porque se sienten 
solos y creen que es muy necesario tener una pareja o compañerx porque la sociedad occidental valora eso como éxito y al mismo tiempo deshumanizan a las personas haciéndolas útiles o inútiles para ti según tus carencias afectivas lo que se consagra en un deslizamiento hacia la izquierda o hacia la derecha, yo creo que Tinder es como un espectro pequeño del problema. 

Como que ya es súper repetido la frase de que los celulares nos alejan de los demás, que son islas para uno, etcétera, frase explotada sobre todo por parte de los raperos del metro pero en ese caso yo prefiero ir viendo memes y gifs en mi celular o leyendo que ir deleitándome con la animosidad y buena onda de la gente en el metro. 

Sin embargo en general sí son un problema debido a la falsa ilusión de realidad que crean, a mí lo que me colapsa es que sólo muestras lo que te conviene y lo bonito de tu vida, se complementa con la falsedad y monotonía de las conversaciones por whatsapp, onda el “bien también”, me descompone tanto esa respuesta, es como porfa cuéntame que te sentís como el hoyo, que en verdad no te queris levantar y subis fotos a Instagram acostado porque de verdad que no le encontrai el sentido a tu vida, que subis fotos de comida porque lo viste y repetiste inconcientemente , que estay chat- y te queris puro ir a la playa  pero en verdad esas cosas no se cuentan por whatsapp, como que requieren ver a tu amig- a los ojos y como de verdad compartir el pesar,  entonces vendría siendo como un círculo vicioso de ser falso y de mostrar que todo está bien . 

A esto súmale que en verdad ya nadie se soporta porque seamos realistas, la gente es bien jodida y culiá y que tampoco están dispuestos a regalar un poco de su escaso tiempo para juntarse con otra persona, aparte tampoco te lo van a decir porque las conductas asociales son mal vistas, sólo queda tirar indirectas compartiendo memes y asumir que nos suceden las mismas cosas.



No me deja de dar hemorragias internas incurables la necesidad de siempre estar con alguien y me da vergüenza sentirlo porque estar solos es un regalo de nuestro señor Jesucristo y su preciosa sangre. Admitan que en su sano juicio la gente siempre ha evitado a las otras personas casi por instinto, no han sido solo los celulares, antes la gente bordaba o leía solo para no tratar con imbéciles. Ahora con este auge de los oficios handcraft lover- encuadernación-bordado- timbres, yo diría que más

Aceptemos que en verdad nadie quiere hacer planes con nadie, que todos están con cansancio acumulado desde el año 10.000 a.c. y que lo único que queremos es estar acostados con nuestras respectivas mascotas, creo que aparte de que las mascotas son muy lindas y de corazón noble, la gente se aferra mucho a ellas por lo mismo, porque estamos todos muy solos, he ahí la explicación a por qué cada día mis córneas son estimuladas con 45.987 fotos de perritos y gatitos diariamente (las conté)



Gracias por leer mis estupideces, habrán notado que ando muy hater últimamente ¿Será Septiembre y el inminente patriotismo sumado a mi alergia primaveral y depresión estacional? Pese a todo, hay match. Les mando un súper like a todes <3

4 comentarios:

  1. Hola Fran!
    Tengo un amigo que era fanático de Tinder y conoció a varias minas por ese medio la mayoría locas eso si xD a mi me da cosa bajarlo o usarlo no se y si me sale un psyco jajaja es cuatico igual...
    Al igual que tu no entiendo porque hay personas que NECESITAN tener pareja, andante o lo que sea si a veces es rico igual estar solo y disfrutar la soledad :)
    Un abrazo linda!

    ResponderEliminar
  2. Dios, cuánta razón. Hace mucho tiempo hice un análisis mental, que nunca escribí, de lo triste que me parece Tinder y todas esas vainas sociales de amorsexo. Más triste me parece como opción para conocer personas y más triste me parece que hayamos perdido la capacidad de hablarle a las personas con espontaneidad en la vida real. Además, que huea más penca que jotearse a alguien por Tinder. Quizás qué descerebrados hayan dando vueltas por ahí.

    PD: Me encanta tu blog y cómo escribes.

    Cariños!

    ResponderEliminar
  3. Hellooo, esta es la primera vez que visito tu blogs, y esta super genial.
    Yo particularmente odio eso de tinder, eso y que puedes encontrar a un posible psicópata por ese medio :), así que no gracias. Es una lastima que hayamos perdido la capacidad de hacer amigos con espontaneidad.
    Besos, me gustaría leerte mas seguido.

    ResponderEliminar
  4. Hoy leí tu blog y es onírico el echo de poder desplayarte a como lo haces, Yo use Tinder una vez y salí sólo una vez creo que sólo es un placebo para el sentimiento de encontrar a alguien que está ahí en la nada... Y nos gusta a unos el sentimiento "ese". Saludos de Villahermosa Tabasco Mexico

    ResponderEliminar